13 octubre, 2011

The Independent cumple 25 años y se reinventa


“On its 25th birthday, The Independent faces the future with just the same mixture of optimism and understandable worries as when the first issue appeared”, asegura su primer director Andreas Whittam Smith en un texto que acaba de publicarse con motivo de las bodas de plata del rotativo londinense. Han pasado 25 años desde aquel 7 de octubre de 1986. 25 años, 7.796 números, cinco propietarios, ocho directores y numerosas transformaciones. Las propias del que posiblemente sea el mercado de medios más competitivo y dinámico del mundo y algunas más por las dificultades intrínsecas del proyecto.

The Independent es hasta la fecha el último diario de prestigio nacido en el Reino Unido y, todo hay que decirlo, también el de menor circulación y el que más problemas ha tenido siempre. Sólo siete periodistas del equipo fundacional siguen trabajando en el diario. Entre ellos, su actual corresponsal en París, John Lichfield, que ha escrito para la ocasión un emocionante testimonio personal. También el ya legendario Robert Fisk. Recientemente salían Simon Kelner, su gran editor de los últimos años; y Adam Leigh, su adjunto, el hombre que pilotó la última gran transformación y el nacimiento del diario de bajo coste i, una especie de condensado de lo que edita el hermano mayor. Pero hasta aquí ha llegado. Desde marzo de 2010 es propiedad de los rusos Alexander y Evgeny Lebedev, padre e hijo, que también compraron el vespertino Evening Standard. Lo dirige, desde julio de 2011, Chris Blackhurst, que ha tomado el relevo del equipo anterior. En esta situación difícil de cambio y transición de equipos, en medio de una brutal crisis económica y de una no menos brutal crisis del sector,

The Independent llamó a Errea Comunicación en mayo. Fue una llamada urgente. Había que reinventar el diario de arriba abajo. Estructura de contenidos y proyecto gráfico. Sin límites. El trabajo desarrollado en estos meses ha sido apasionante. Sólo caben el agradecimiento y la admiración a Leigh, a Blackhurst, a Dan Barber, el director de Arte… Algunas de las ideas más radicales se han quedado por el camino. No la nueva cabecera, que dice mucho sobre todo de lo que el diario y sus directivos están dispuestos a hacer en los próximos meses. The Independent ha sido un diario innovador en el mejor sentido de la palabra. Durante este cuarto de siglo, ha dejado hitos para la historia del periodismo británico y mundial. En 2003 fue el primer diario de prestigio en el Reino Unido que decide abrazar el formato tabloide y quebrar así un tabú cultural arraigadísimo en las islas y en medio mundo. Aquello provocó ríos de tinta y, lo más claro, el movimiento casi inmediato de The Times y de The Guardian. También fue el primer diario británico en lanzar una revista los sábados y apostar decididamente por esa edición de fin de semana.


hemeroteca

PROYECTOS RELACIONADOS