16 diciembre, 2013

'Relatos de plomo', la historia del terrorismo de ETA en Navarra


Cincuenta años de terrorismo de ETA en Navarra han sido recogidos en la obra ‘Relatos de Plomo. Historia del Terrorismo en Navarra’, cuyo primer volumen se presentó el viernes 13 de diciembre en Baluarte-Auditorio y Palacio de Congresos de Navarra. La obra, dirigida por el periodista y profesor de la Universidad de Navarra Javier Marrodán, quiere ser un elemento más de apoyo en «la batalla del relato» y reúne en esta primera entrega XX crónicas, una por cada una de las acciones terroristas registradas entre 1960 y 1986. Es decir, desde el primer atentado hasta el final de los denominados ‘años de plomo’, a principios y mediados de los ochenta, cuando ETA golpeó más duramente en la Comunidad foral y en España. Errea Comunicación ha sido responsable de del proyecto gráfico, de la dirección de arte y del diseño del libro.

‘Relatos de plomo. 1960-1986’ se estructura en XX capítulos y se extiende en casi 600 páginas. En ellas el lector encontrará una relación detallada y documentada de crónicas, así como entrevistas inéditas con víctimas, álbumes fotográficos por años, extensas cronologías y ensayos a modo de epílogo al final de los bloques cronológicos. Entre las firmas incluidas, figuran escritores como Aurelio Arteta, Juan Gracia o Fernando Aramburu. El segundo volumen de la obra, que abordará la actividad terrorista en Navarra desde 1986 a la actualidad, ya en proceso de elaboración, se presentará el próximo año. Además de Marrodán, el mayor experto en ETA en Navara, son coautores de ‘Relatos de plomo’ los periodistas Gonzalo Araluce, Rocío García de Leániz y María Jiménez. La coordinación fotográfica ha corrido a cargo de Jorge Nagore.

El acto de presentación contó con la presencia de los autores, de la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, y de tres víctimas que aportaron su testimonio personal: Carmen Imaz, Iñigo Pascual e Inmaculada Jiménez. Errea Comunicación ideó y produjo también un mural de 30 metros con páginas de periódicos del periodo analizado. Sobre ese mural los asistentes pudieron realizar pintadas y graffitis en favor de la paz, la dignidad y la memoria: una réplica emocionada de las pintadas que los partidarios de los violentos hicieron durante tantos años en las paredes de nuestras ciudades.

 


hemeroteca